Entrada destacada

Bienvenid@ a 'Bajo el haz de la Luna'.

La temática de este blog es la poesía. En él traduciré poemas de la lengua inglesa—en teoría— a la española (inéditos salvo alguna excepció...

sábado, 8 de julio de 2017

Traducción del poema 'The Song of Durin' de J. R. R. Tolkien

J. R. R. Tolkien, no necesita presentación. Sí, ha sido traducido muchas veces, pero no por mí.


LA CANCIÓN DE DURIN 


El mundo era joven, verdes las montañas,
en la Luna aún no se apreciaba mancha alguna,
ninguna palabra fue asignada a rocas y ríos
cuando Durin despertó y caminó por él.
Nombró a las colinas y valles sin nombre;
Bebió de manantiales todavía vírgenes;
Se detuvo y observó Mirrormere,
y vio una corona de estrellas aparecer,
como gemas en un hilo de argento,
por encima de la sombra de su cabeza.

El mundo era justo, altas las montañas,
en los Días Antiguos antes de la caída
de poderosos reyes en Nargothrond
y en Gondolin, ahora extintos hasta
más allá de los océanos de Occidente.
El mundo era justo en tiempos de Durin.

Fue rey en un trono tallado en piedra
rodeado por salas de cuantiosos pilares
con techos de oro y suelos de plata,
y runas de poder encima de las puertas.
La luz del sol y de las estrellas y la luna
en radiantes lámparas de cristal talladas
inapagables por las nubes o la sombría noche
mostrándose siempre claras y deslumbrantes.

Allí el martillo golpeaba el yunque,
el cincel labraba, el punzón escribía;
forjose la hoja, uníose la empuñadura;
las minas excavadas, las esculturas erigidas.
De berilo, perla y pálido ópalo y metal
forjados como si de escamas fueran,
el escudo y el yelmo, el hacha y la espada,
y las brillantes lanzas bien guardadas.

Incansables eran entonces el pueblo de Durin;
La música despertó debajo de la montaña:
Los arpistas tocaban, los trovadores cantaban,
y en las puertas sonaron las trompetas.

El mundo es gris, ancianas las montañas,
el fuego de la fragua frías cenizas;
no hay arpa rasgada ni martillo golpeado:
la oscuridad habita en los salones de Durin;
la sombra yace encima de su tumba
en Moria, en Khazad-dum.
Mas aún aparecen estrellas sumergidas
en las negras y quietas aguas de Mirrormere.
En sus profundidades su corona yace.
A la espera del retorno del rey.


Autor del poema: J. R. R. Tolkien.
Fecha de publicación original: 1954.
Traductor: A. M. Suau.

No hay comentarios:

Publicar un comentario